¿Preparado para una experiencia única?

Image Alt

Baja Silesia

El voivodato de Baja Silesia está situado en la parte suroeste de Polonia, ocupando un lugar estratégico en Polonia y Europa. Limita con los voivodatos de Opole, Gran Polonia y Lubuskie, y con Alemania y República Checa, cuya proximidad permite la influencia de ciudades como Berlín, Viena y Praga.

La Baja Silesia es uno de los voivodatos más bellos e interesantes de Polonia. Es una tierra de paisajes variados, rica en muchas especies únicas de animales y plantas, así como ciudades y pueblos encantadores con magníficos monumentos e historia multicultural.

Su área incluye un fragmento de la Llanura de Europa Central y el Macizo de Bohemia, así como el macizo montañoso de los Sudetes. Los numerosos encantos del valle de Barycz, los estanques de Milicz y las cadenas montañosas de Karkonosze llaman la atención a los turistas. En el paisaje se pueden visualizar elegantes formaciones rocosas, hermosos senderos y la naturaleza salvaje de las montañas Jizera, Table y Sowie. Cabe destacar también el Bosque de Baja Silesia, que es el complejo forestal más grande de Polonia y uno de los más grandes de Europa. Todo esto permite que la Baja Silesia pueda competir con los lugares más interesantes del mundo.

La región goza de gran fama debido a sus monumentos únicos, como hermosos castillos, palacios y mansiones. El Valle de los Palacios y Jardines es una atracción única a escala europea. En el valle de Jeleniogórska, hay 30 castillos góticos, torres defensivas, mansiones renacentistas, palacios barrocos y mansiones del siglo XIX rodeadas de impresionantes parques paisajísticos.

Por otro lado, es difícil resistirse a la magia de lugares como el castillo de Książ, Czocha, Chojnik, Bolków, Kamieniec Ząbkowicki, Grodziec y los 16 edificios restantes que constituyen la Ruta Europea de Castillos y Palacios. Son una lección de historia viva para los entusiastas de la cultura de los caballeros y los amantes de los estilos arquitectónicos de los siglos pasados.

Los turistas también se sienten atraídos por misteriosos subterráneos, minas y cascadas. Es la región más misteriosa de Polonia, pues ningún otro lugar tiene tantas leyendas y acertijos. Sorprendentes historias se esconden en antiguas minas, en las ruinas de castillos y palacios, en las paredes de fortalezas, así como en innumerables kilómetros de laberintos y corredores subterráneos. De aquí proviene la historia del legendario “tren dorado”.

Sin lugar a dudas, las joyas de la arquitectura son los monumentos de la Ruta Cisterciense en Lubiąż, Trzebnica, Henryków, Krzeszów y las históricas casas de vecindad en la plaza del mercado de la capital de la región, Wrocław; la Sala del Centenario (Hala Stulecia); o el edificio de la Universidad de Wrocław, que alberga el Aula Leopoldyńska, la perla de la arquitectura barroca. Una gran atracción de la capital es la pintura Panorama Racławicka, la colección Ossolineum o el monumento de Aleksander Fredro de Lviv.

Cobran especial importancia los lugares de culto católico en Wambierzyce y Bardo. En Świdnica y Jawor hay grandes iglesias protestantes de madera, llamadas Iglesias de la Paz, al ser construidas bajo la paz de Westfalia en el siglo XVII. Actualmente están inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

You don't have permission to register